martes, 21 de junio de 2011

Daniel 'Tortita' González: de lo nuestro lo mejor (1ª parte)

Ayacucho, los inicios...

Indiscutido.

Tal vez la palabra que mejor defina a este excelente producto del fútbol ayacuchense de los últimos 40 años. Un jugador con todas las condiciones para triunfar en el fútbol grande pero en una época donde el fútbol capitalino ofrecía muchos más obstáculos que los que ofrece hoy.

Años en donde el jugador del Interior no tenía las facilidades que se dispone hoy y en donde Argentina era una fábrica colosal de jugadores y exportador por excelencia.

Pero vaya si Daniel es un triunfador. Eso también es indiscutido. Lo es en nuestra ciudad en donde ha dejado el mejor de los recuerdos como el gran jugador que fue y en Tandil en donde es una de las 'vacas sagradas' del fútbol serrano subido a un altar en donde también se veneran apellidos como Perandones, Romeo, Varales, Ghezzi, Pastor, Eresuma, Pernía, Caviglia y otros grandes que le dieron inmensas alegrías a los simpatizantes tandilenses.

Y hacia allí fuimos, en busca de los recuerdos de Daniel sobre una carrera futbolística que cuenta con siete campeonatos consecutivos logrados con Sarmiento, bi campeón tandilense (1977-1978) con Ferrocarril Sud -después de 19 años de sequía-, Sub campeón Argentino con la selección de Tandil en San Juan en 1978, campeón de la liga azuleña con Azul Athletic en 1980, nuevamente campeón en Tandil en 1983 con Racing de Gardey, campeón ayacuchense con Defensores en 1984, goleador en varias oportunidades de los campeonatos ayacuchenses y tandilenses y algún otro logro que, seguramente, estamos olvidando.

¿Puede decir alguien que Daniel 'no llegó'?

Un verdadero orgullo acceder a charlar con Daniel de su carrera futbolística, la que parece tan lejana, tan viva en nuestra memoria y que empieza en nuestra ciudad: "Soy nacido el 15 de Abril de 1956 en Ayacucho, al igual que mi señora, Mirta Paleo, tengo cinco hijos (Lucas, Mariano, Claudio, Pablo y Daniela), cinco nietos y uno que viene en viaje".

Tus comienzos en el fútbol en Sarmiento, ¿no?

Sí, sí. Siempre en Sarmiento pero no recuerdo bien como fue el comienzo. Creo que baby no había en esos años pero seguro que 'Cacho' Bachex sería uno de los que andaba con los pibes en esa época.

Recorte del diario "La Verdad" (1970)

¿De chiquito ya tu puesto era de delantero?

Sí, siempre de delantero. No me gustaba mucho correr (risas), pero no era que yo de delantero por hacer goles desesperadamente. Me divertía bastante.

¿Tenés algún recuerdo de tu debut en Primera División?

Yo no soy muy bueno para el tema de los recuerdos pero si me acuerdo de algunas cosas, como las ganas que yo tenía de jugar, además era algo muy particular pues jugaba en la selección ayacuchense y no lo hacía como titular en Sarmiento. Algo así. Pasaba que en Sarmiento estaba 'Cachito' Asta, el 'Chacra' Crovo, etc., jugaban bien esos... El otro día me lo hicieron recordar.

¿Qué significó en tu vida Sarmiento?

Al estar tan cerca de casa, solo tres cuadras, salíamos de la Escuela y nos íbamos para el club. Pero la situación de los clubes en Ayacucho me provoca cierta tristeza, no te quiero decir que sea malo o bueno, es otra realidad, son otros clubes. Todos los clubes han cambiado porque la situación económica ha cambiado, porque la gente tiene que laburar, etc. Antes el club era todo, yo comía y me iba con el último bocado al club. Hay algo que no se alcanza a entender mucho por la forma en que nosotros vivimos, va cambiando todo continuamente pero los clubes cambian para mal y no solo allá, acá en Tandil no va nadie al club. Antes ir al club era una tradición en donde un tipo pasaba cinco horas diarias en un club, dos horas a la tarde, después de comer y después también ibas a la noche.

Plantel del Club Atlético Sarmiento, campeón del Torneo Oficial de 1974

¿Por qué ganaba todo ese Sarmiento? Era como que tuviera un plus siempre en la recta final...

Capaz que no lo tenía pero los otros sentían jugar en contra de Sarmiento. Ganamos alguna final de suerte como esa que le ganamos a Estudiantes perdiendo 3 a 0, otra que le ganamos a Defensores, etc.. Era como que los otros sentían jugar contra Sarmiento. No era que nosotros éramos más, si no que en esa instancia Sarmiento hacía pesar su historia y los jugadores de Sarmiento estaban convencidos que iban a ganar ese partido.

¿Jugaste en algún otro club en Ayacucho?

Jugué unos pocos partidos en Ateneo Estrada y en 1984 'Pocho' Guisande, que era el técnico, me llevó a Defensores y salimos campeones, después me parece que no dirigió más. Si yo a alguien le debía reconocimiento era a 'Pocho' un tipo al que siempre quise mucho, muchas cosas del fútbol que yo aprendí se las debo a él. 'Pocho' era un adelantado del fútbol, con muy poco reconocimiento pues siempre por ahí se hablaba de otro tipo de jugadores. 'Pocho' fue el mejor de todos, no hacía goles pero era el mejor de todos. Tenía una claridad que daba gusto, ligero, cerebral te hacía jugar a vos y te decía "andá por acá que es más fácil, andá por allá".

Plantel del Club Atlético Defensores, campeón del Torneo Oficial de 1984

¿Cómo llegás a la Selección?

No recuerdo bien pero creo que fue en la etapa de Nelson Scandroli, a comienzos de los '70.

Domingo 10 de Diciembre de 1972. Debuta Daniel en nuestra selección. Ayacucho 6-Rauch 2
Cuatro goles en el debut para un promisorio delantero de tan solo 16 años de edad...

Qué clásicos aquellos con Tandil...

Acá se acuerdan mucho porque a través del tiempo te encontrás con muchachos que jugaban en esa época como Feriozzi, Gamalero, Carballo, Varales, quien es mi amigo, que fue un jugador de puta madre y es una excelente persona.

¿Tenía el mismo sabor jugar en Sarmiento que en la Selección?

Jugar para Sarmiento era un gusto, pero en la selección siempre uno quiere jugar. Para mí no había mucho cambio, lo que yo quería era jugar a la pelota.

¿Cuál fue el mejor jugador que viste en Ayacucho?

'Pocho' Guisande fue el mejor jugador que ví en Ayacucho, como delantero, capaz que si me decís un defensor te nombro a Echavarría, Gourriet, en el mediocampo a otro tipo de gente, delanteros, etc. pero 'Pocho' tenía una visión tan amplia del fútbol que te daba gusto jugar con él.

¿Cuál fue el jugador que mejor te marcó en Ayacucho?

Tal vez el 'Gallina' Escudero y Hugo Ciganda en Defensores, eran duros los dos y eran rápidos.

¿Cual era el secreto frente a un arquero, al menos el tuyo?

No tenía miedo de errarlo. Era más tranquilo definiendo, no cabeceaba, pero definiendo creo que era bueno.

¿El mejor equipo que integraste en Ayacucho?

Capaz que aquel Sarmiento que tenía a mi hermano (Eduardo), Echavarría, Gourriet, Miguel Didío, 'Vidrio' Cuneo, 'Cachito' Asta, el 'Chacra' Crovo, etc. Jugaban bien.

¿Daniel, si tuvieses que hacer un '11' ideal con jugadores ayacuchenses contra los que jugaste o fueron tus compañeros en Sarmiento como formaría?

En el arco lo pondría a Volontín, mi hermano también andaba bien, pero lo pondría a Alberto quien tenía mucha prestancia pero lástima que tenía en contra a 'Cachito' Asta quien siempre le hacía goles, de '4' lo pongo al 'Gallina' Escudero, en la zaga a 'Chichilo' Echavarría y Hugo Ciganda y de '3' a 'Curucho' Cángaro. En el medio lo pongo de '8' a Carlitos Tomaso, de '5' a Miguel Didío y de '10' a 'Vidrio' Cuneo quien jugaba muy bien. Arriba, indiscutido, de '7' lo pongo a 'Pocho' Guisande, de '9' me pongo yo y lo dejaría afuera a 'Cachito' Asta que era muy limitado (risas) y de '11' al 'Chacra' Crovo.

Cuatro grandes de nuestro fútbol: 'Pocho' Guisande, 'Chacra' Crovo, Daniel González y 'Cachito' Asta (Marzo 2009)

Sin embargo, 'Cachito' cuenta una anécdota en donde, igualados en goles en la tabla, te gana a vos y al 'Chacra' Crovo una definición por el torneo ayacuchense en la última fecha...

Esa anécdota se la acuerda él solo (risas).

A la distancia ¿qué recuerdo tenés del fútbol de Ayacucho?

Muy buenos recuerdos. Tengo muy buenos recuerdos porque uno se va poniendo viejo y a veces se pone a recordar. El otro día tuvimos un asado con 'Cachito' Asta, el 'Chacra' Crovo, 'Pocho' Guisande, mi hermano (Eduardo), 'Pocho' Eloiza y te llenás de recuerdos. Yo no soy muy memorioso de las jugadas y leer el otro día en esta página la anécdota que cuenta el 'Gallina' Escudero me llenó de recuerdos y es un gusto que un tipo se acuerde de esas cosas porque, además, tiene una memoria bárbara.

¿Qué sentís al verte tan reconocido en Ayacucho, en donde se te menciona como uno de los mejores jugadores que haya salido de nuestra ciudad?

Es un gran orgullo pero el fútbol va cambiando a través de los años, no sé si fue mejor ese fútbol o este pero el otro fútbol era más vistoso. Más lento pero más vistoso, se podía jugar, ahora te rompen las patas...

La forma que yo tenía para jugar no era para que me quisieran, yo jugaba para divertirme. Yo jugaba de una forma como si no sintiera los partidos, jugaba sin presión y por ahí los demás creen que no jugás en serio pero sabía cómo tenía que jugar, quienes eran los que me marcaban y de quien me tenía que cuidar. 

Sabía, por ejemplo que en Defensores estaba el 'Gallina' Escudero y Hugo Ciganda, que en Ferroviario había otra gente, que con Estudiantes era un clásico, que en Estrada estaban Milloc y un montón de jugadores que uno ya los conocía y sabías que no todos los partidos eran iguales pero era más o menos siempre la misma historia.

Hay algunos intentos tuyos en el fútbol de Buenos Aires...

Sí. Lo que pasa en ese momento era difícil que Sarmiento te diera el pase y allá tenías que ir con el pase libre, lo mismo que ahora, nadie te da el pase. Fuimos 2 ó 3 veces pero capaz que yo no estaba mentalmente preparado para jugar en Buenos Aires, es decir, tenés que reunir ciertas condiciones y las condiciones futbolísticas a lo mejor las tenía pero mi cabeza no estaba preparada. Después te arrepentís porque para jugar al fútbol en Buenos Aires tenés que tener un montón de cosas: las condiciones primero, la cabeza en su lugar y la voluntad porque con una sola no llegás.

Recorte del diario "La Verdad" (1972)

Acá (en Tandil) en divisiones menores hay tres o cuatro jugadores que son pedidos por Boca Juniors, que fueron a probarse y quedaron, chicos que juegan muy bien y que no quieren ir, les piden por favor que vayan a jugar, pero ¿qué pasa? tienen todas las condiciones pero les falta la más importante: el hambre. Si no tenés hambre no llegás.

Dijeron de él...

Mario Tagarro (ex árbitro tandilense): Lo dirigí de chiquito en Ayacucho y ya de grande en Tandil. Fue uno de los mejores jugadores que ví acá en Tandil. Muy, pero muy habilidoso parecía que podía girar arriba de una baldosa y desairar a sus rivales. De chiquito ya me sorprendía como giraba y dejaba parados a los defensores contrarios. Un tremendo jugador.

Mario Traiani (ex jugador de Juventud Unida): Una vez, él jugaba para Sarmiento, lo enfrenté jugando yo para Juventud Unida y tenía de compañero en la defensa al 'Bagre' Bilbao. Nos tenía locos y en una de esas me dice el 'Bagre' "traelo para este lado y yo lo saco" y así fue (risas). Pasó al lado mío y cuando enfrentó al 'Bagre' "chau Tortita". No jugó más (risas).

Era un jugadorazo, hábil, vivo, rápido, se tiraba muy bien a las puntas y también era un poco sobrador, te hacía calentar. Su principal virtud, a mi juicio era muy rápido para definir en el área y con eso compensaba algún defecto, como no tener mucho cabezazo, también porque la altura no lo ayudaba mucho.

Abel 'Gallina' Escudero (ex compañero en Defensores y en la Selección de Ayacucho): El 'Tortita' González era muy difícil de marcar, una cosa de locos. Si estuviera hoy acá, con lo que jugaba el 'Tortita' González, hace desastres. Sin el mejor estado físico, tirando a gordo, yo lo veía de pibe en los entrenamientos con la Selección y no sabés lo que definía, las cosas que hacía en los entrenamientos y después lo llevaba a la cancha.

Delante del arquero era gol seguro. El defecto que tenía como centrodelantero era que no sabía cabecear, nunca hacía un gol de cabeza y tampoco tenía mucha altura pero como jugador dificilísimo de marcar. Si de chico, 14 ó 15, años hubiera ido a probarse a Buenos Aires estoy seguro que llegaba pero se fue a probar ya de más grande.

A Defensores le hizo un gol un día que yo no jugaba, estaba lesionado, jugaba 'Mingo' Vitral me acuerdo, los gambeteó a todos, al arquero y llegó solo con la pelota abajo del arco, se frenó, se paró sobre la línea de cal, de espaldas al arco y mirando hacia el centro de la cancha y cuando venían los defensores a tratar de evitar el gol con el taco la mandó adentro aunque 'Mingo' Vitral lo metió dentro del arco con pelota y todo.

Un día me acuerdo que estábamos jugando con la Selección, no recuerdo bien el rival pero creo que era Bolívar, yo estaba en el banco. Termina el primer tiempo, y Ayacucho ganaba 5 a 0 con cinco goles del 'Tortita', imaginate el baile que le estábamos pegando.

El 'Tortita' González ya se había trenzado con el '2' de Bolívar y terminando el primer tiempo encara y gambetea a uno, a dos, a tres y el cuarto lo tira y desde el suelo, sobrándolos, les decía "uno", "dos", "tres", "cuatro en el camino" indicándoles que los había gambeteado. Viene el árbitro y lo expulsa. Al que le pegó no lo echó pero sí al 'Tortita'. Tito Martínez, nuestro técnico, se quería morir. No sabés lo que había jugado Daniel en ese primer tiempo yo no volví a ver algo así, le amagaba a patear al arquero y éste se desparramaba para un lado y la pelota para el otro. Cinco golazos en treinta minutos.

Ayacucho 5 - Bolívar 1 (1974)

Daniel jugaba muchísimo, muchísimo, acá fue un monstruo. En la Selección de Ayacucho tuvo grandes partidos, me acuerdo uno acá en el Estadio en 1977, 'Curucho' Cángaro era el técnico y nos mandamos un campañón.

Formábamos con su hermano (Eduardo) al arco, de '4' Jeanmart, de '2' Curutchet, un jugadorazo que había venido de Madariaga, yo de '6' y de '3' 'Agüita' Fiorentino, en el medio Aneas, 'Cepillo' Pintos y otro forastero (Irazábal) y arriba Estray (quien junto a Irazábal venían del lado de Maipú), el 'Tortita' González y 'Tato' Vidal quienes se cansaron de hacer goles por todos lados.

De todo lo que ví acá en Ayacucho un '9' tan completo como Daniel González no he visto otro igual, a pesar que no cabeceara bien.

Miguel Didío (ex compañero en Sarmiento): Lo tuve como compañero en 1974 y después lo dirigí en Sarmiento. Era muy rápido, hábil, te encaraba por derecho y te pasaba como de parado, era goleador, pero lo que más destacaba era la habilidad que tenía y como resolvía en el área. Muy buen jugador.

Miguel Asta (ex compañero en Sarmiento): El ‘Tortita’ era un súper jugador. Yo con la habilidad y velocidad del ‘Tortita’… Siempre le decía “si yo soy goleador con 10 goles, yo con lo que vos jugás y tu habilidad haría 20”.

Él buscaba siempre la difícil, yo hacía la fácil. Él hacía todo lo más difícil que podía hacer, lo hacía y a vos te gambeteaba y te esperaba para gambetearte otra vez. Era ‘sobrador’, yo le decía “te van a quebrar Danielito, no hagás esas cosas” y él se reía.

El tipo te pasaba y se te reía y una vez que te pasaba que lo ibas a agarrar en velocidad y para el fútbol de acá en donde no estamos muy entrenados, toda gente de laburo, menos que menos. Era ligerísimo, su hijo Mariano es igual de rápido.